Cerveza artesanal, sí… pero buena

cervezaartesanalbuenaNuestro país vive un auge vertiginoso del fenómeno de la cerveza artesanal, un concepto genérico que coge fuerza frente a lo único que habíamos conocido hasta ahora: la llamada cerveza industrial. La cerveza artesanal, a grosso modo, es la elaborada con ingredientes naturales y sin sustitutivos químicos; quedémonos de momento con ese titular a modo de definición. La diferenciación y todos los puntos de vista al respecto dan para otro debate que ya abordaremos otro día…

La cuestión es que se está produciendo mucha cerveza artesanal en España (es el lógico gran boom de los primeros años) pero mucha de ella no cumple unos requisitos mínimos de calidad, o al menos, no de “calidad regular”. Un aspecto poco atractivo, sabores extraños, falta de regularidad en las tiradas… Todo se achaca a que “es que es artesanal…”. No es cierto. Con más y mejor maquinaria, unos conocimientos más extensos y precisos, y una forma de trabajar más profesional todos esos defectos pueden ser corregidos.

La cosa es que cuando pensamos en artesanal pensamos en una cerveza de aspecto dudoso, de diseño de envase muy precario, que nos vende su mismo productor en la feria medieval de un pueblo de cuyo nombre no vale la pena acordarse. Y cuando pensamos en industrial pensamos en una cerveza de aspecto impecable, de diseño de envase profesional y atractivo, con la posibilidad de ser comercializada en lata en los supermercados y en las grandes superficies. Y la diferencia principal: la cerveza artesanal sabe a algo (lo que nos debemos preguntar es: ¿es ese sabor siempre agradable?) y la cerveza industrial sabe a muy poco o a nada (yo no le niego la existencia, creo que tiene su público y su ámbito, pero no deja de ser “otra cosa”). Muchas de estas diferencias se desdibujarán, y lo sabemos porque ya ha pasado en los países que van unos 5 años (el caso de Italia) o unos 20 años (el caso de USA) por delante nuestro en lo que a cerveza se refiere; y cuando se desdibujen estos perfiles y la cerveza artesanal penetre en el mercado “de verdad”, entonces se dará la Gran Criba (un momento casi profético) y la gran mayoría de cerveceras artesanales, que no hayan crecido y no se hayan profesionalizado, morirán… Y las demás serán más grandes y mejores, y seguirán siendo cerveza artesanal.

Por tanto, estamos en nuestro país aún en un momento en que homebrewers se entremezclan con cerveceros artesanos en un circuito casi particular y al margen del mercado ordinario… Es cierto que hay que experimentar y probar cosas nuevas, y son muy de alabar los precedentes que van asentando los cerveceros nacionales con cada una de sus incursiones en el maravillosos mundo de la cerveza artesana… Pero falta criterio para definir lo que es artesanal, y, en ocasiones, también formación y experiencia técnica para conseguir un producto de calidad a la altura del mercado ordinario y sus canales de distribución.

Bajo la bandera de la cerveza artesanal y su dulce momento, se está incluyendo mucha cerveza mala, mucha cerveza que ya sabemos que acabará desapareciendo, pero que de momento está perjudicando al genérico “cerveza artesanal” (y frenando a mucho público que se interesa por ella) haciendo que paguen justos por pecadores, y también está ampliando inútilmente las opciones de un mercado ya saturado con excelentes opciones sean nacionales o de importación.

El criterio artesanal ya lo tenemos más o menos “ganado” (sigamos con la pedagogía)… Ahora la cosa está en que, cuando alguien descubra la cerveza artesanal, sea con una buena cerveza, sino corremos el grave peligro de que regrese “al lado oscuro” para no volver jamás… Elaboremos, comercialicemos y bebamos cerveza artesanal, sí… pero buena.

cerveza_artesanal_buena

Anuncios

4 comentarios en “Cerveza artesanal, sí… pero buena

  1. Hace tiempo que hay cerveza “artesana” (elaborada con ingredientes naturales y sin sustitutivos químicos) de importación en España. Buenos distribuidores se han ocupado de ello. El problema es el “espirito patrio” de querer ganancias hoy, sin hacer planes de futuro. Ningún artesano de aquí se mira en el espejo de los EEUU, porque el espejo mágico que esconden en su casa les dice que ellos son los más bonitos del mercado. Pero eso cambiará.

    • Debe cambiar. Aquí hay mucha gente que hace cosas muy buenas, está claro… Pero siempre hay que ser humilde y mirar a “nuestros mayores” para aprender. Viajar a los países cerveceros, probar cervezas de los grandes (y no tanto) y experimentar, pero desde el conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s